3 parámetros a dominar en fotografía

En fotografía hay muchos conceptos técnicos para aprender, algunos son más relevantes que otros, pero hay 3 que son claves para dominar no solo exposición (es decir, cuan clara u oscura queremos que quede nuestra imágen) sino tambien el clima y la atmósfera que buscamos darle.

Y estos 3 parámetros son la velocidad, diafragma e ISO.

Si, ya se, son básicos y es una de las primeras cosas que aprendemos, pero muchas veces veo se relacionan única y exclusivamente a la exposición, y no a la creatividad que podemos lograr en fotos de paisajes dominando y entendiendo estos 3 parámetros.

Cuando entendemos no solo para qué sirve cada uno, sino también lo que podemos lograr ajustando estos parámetros a nuestro favor, es ahí cuando nuestras fotos logran tener el estilo que buscamos: Mayor impacto o fotos más suaves, movimiento y dinamismo o congelar el momento. Saeteándolos de una forma u otra podemos representar la realidad, o dejarnos llevar un poco más por nuestra creatividad.

Por esto en este artículo quiero contarte cómo podés lograr imágenes de paisajes diferentes, quizás más sorprendentes, jugando con estos 3 parámetros de exposición.

Velocidad

Y pasemos al primero que es velocidad. Con el parámetro de velocidad definimos el tiempo que las cortinas del obturador de nuestra cámara van a estar abiertos. Entonces, mientras más tiempo estén abiertas, más luz entra al sensor, y más clara queda la foto.

Pero como dijimos, no solo controlan la exposición, sino también el movimiento que captemos. Mientras más tiempo esté el sensor expuesto, más movimiento vamos a poder captar, por ejemplo el de un río, vamos a obtener ese efecto suave en el agua. Por el contrario, si la velocidad es muy rápida, vamos a poder congelar a todo eso que se mueve en el paisaje.

Velocidad lente para captar líneas en las espumas de las olas. 1seg de exposición.

Diafragma

Pasemos al segundo parámetro que es el diafragma. Y a lo que se refiere es a las hojas de diafragma que tienen los lentes, mientras más abiertas más luz entra al sensor.

Ahora, como podemos usar esto de forma creativa? Bueno, mientras más abierto el lente, menos profundidad de campo vamos a tener, es decir, menos planos en foco. En general en fotografía queremos todo en foco, desde lo que está bien adelante hasta las montañas del fondo, pero abrir el diafragma puede darnos imágenes más creativas, abstraer el sujeto del fondo y hacer imágenes más simples.

Ahora, el diafragma cerrado, además de aumentar la profundidad de campo nos puede ayudar a ser más creativos de 2 maneras:

  • Para lograr un efecto muy interesante cuando disparamos directo al sol.
  • Para permitirnos bajar aún más la velocidad en situaciones donde la luz no es tan suave.
Diafragma cerrado para captar al Sol con el efecto estrella. Diafragma F18.
Diafragma abierto para separar a la montaña de las texturas del árbol. Diafragma F4.

ISO

El ISO es básicamente la sensibilidad del sensor a la luz. Es ese comodín que nos ayuda a tener más luz cuando la necesitemos. Mientras más alto el valor de ISO, más sensible va a ser el sensor a la luz, es decir, más clara nos va a quedar la foto.

Pero cómo nos puede ayudar a ser más creativos el ISO? Bueno, este es quizás el parámetro que menos creatividad nos va a aportar, pero puede ser seguir siendo un comodín para ser creativos con los otros 2 parámetros, la velocidad y diagrama.

Entonces, cuando necesitemos un determinado valor de diafragma y velocidad y no podamos darle más luz a la imagen desde estos 2 primeros, nos queda este último recurso, nuestro comodín, el ISO.

Es importante tener en cuenta que mientras más subamos el valor de ISO, más ruido vamos a incorporar en la foto y menos rango dinámico podremos recuperar en revelado, resultando en una menor calidad de imagen. Aun así, no hay que tenerle miedo, las cámaras actuales soportan valores bastante elevados de ISO sin ningún problema.

ISO elevado para mantener la velocidad en 1/200. Valor de ISO 1600.

Conclusión

Entonces, al entender estos 3 parámetros claves en fotografía no solo vamos a exponer de manera correcta y con la luz que la imagen necesita, sino que también vamos a poder jugar de forma más libre para crear las imágenes diferentes, que posiblemente nos terminen gustando más porque ahora la cámara prácticamente se convierte en un pincel que nos deja crear como se nos ocurra, sin ninguna limitación.

  • ¿Queremos que ese río se vea con movimiento? Bajamos la velocidad.
  • ¿Queremos que esa ola del mar aparezca congelada, con todas las gotas volando por el aire? Usamos una velocidad muy rápida.
  • ¿Queremos que el fondo se convierta más bien en un lienzo, y las texturas de un árbol se resalten aún más? Abrimos un poco el diafragma.
  • ¿Queremos que el Sol se vea como una estrella, con todas esas líneas que entran por la imagen? Usamos un diafragma muy cerrado.

Y así vamos jugando, hasta lograr la imagen que buscamos. Obviamente que al ajustar un parámetro debemos compensar la exposición con los otros 2, y ahí se pone divertido, es jugar con la creatividad de poder cambiar los parámetros, pero siempre balanceando la exposición. Es una balanza, si ponés mucho peso de un lado, hay que compensar por el otro.

Te gustó el post? Dejá tu comentario!