5 errores de composición en fotografía

En fotografía hay distintas etapas. Cuando empezamos, en general, todo pasa por lo técnico. Queremos saber qué es el ISO, velocidad y diafragma, donde enfocar, cómo hacer exposiciones largas, y más. Después de un tiempo, un buen tiempo, en general nos empezamos a dar cuenta que lo importante y lo que destaca y diferencia a los grandes fotógrafos está en otro lado, y lo técnico pasa a segunda plano. 

Y si, ese otro factor es la composición!

La composición en fotografía de paisajes es uno de los conceptos más difíciles de aprender, y siendo honestos, nunca termina. Y esto hace a la fotografía de paisajes algo tan dinámico, divertido y cambiante, el hecho de que no haya una sola forma de componer lo hace todo más difícil, pero también es lo que nos empuja a seguir tratando de buscar mejores imágenes.

Y si en general es difícil, al principio mucho más. Nos cuesta entender por qué algunas de nuestras fotos funcionan y otras no tanto. Llenamos tarjetas SD con miles de fotos en cada viaje, y al final solo rescatamos algunas pocas.

Por esto en este artículo quiero contarte cuáles son los 5 errores de composición más comunes en fotografía de paisajes y cómo solucionarlos.

1) Ausencia de un sujeto

Y este es uno de los errores más comunes en fotografía de paisajes. La ausencia de un sujeto hace que el mensaje que queremos transmitir sea confuso y disperso. Que haya algo donde mirar y hacer foco, para después recorrer la foto, le da mucho más peso y sentido a las imágenes.

2) Paisajes amplios

Y este segundo error es muy común, y es quizás el que más cuesta dejar de cometer. En general en fotografía de paisajes queremos lentes abiertos, mientras más abiertos mejor, queremos mostrar todo, desde las cosas más cercanas a las lejanas, y si hay una luz espectacular, mejor.

El problema es que al querer abarcarlo todo, muchas veces no estamos abarcando nada. Hay tantos lugares a donde mirar que el ojo se dispersa y lo interesante queda solo en una pequeña porción de la imágen.

Cuando empezamos a usar otras focales, se nos abre un mundo enorme de posibilidades, no solo en imágenes, sino tambien en observación. Empezamos a ver todo con otros ojos y a disfrutar mucho más de la experiencia de búsqueda de fotos. Nos concentramos en detalles, texturas, colores, contrates, porciones más chicas del gran paisaje.

3) Distracciones

Y este error es uno de los que más cuesta ver, y está muy relacionado al primero, que era encontrar al sujeto.

Una vez que encontramos al sujeto, el resto de los elementos de la imagen deberían complementarlo, darle contexto, acompañarlo, y si es posible resaltarlo aún más. El error está cuando no nos damos cuenta que muchos de esos elementos en realidad están compitiendo con nuestro sujeto, distraen al espectador de lo más importante y hacen que la foto no sea clara y concreta.

En general, mientras más simple sea ese juego entre sujetos y elementos, mejor va a ser la composición.

4) Misma perspectiva

Y a lo que me refiero es a hacer la foto siempre desde la misma altura y buscar lo más cómodo, levantar el trípode a la altura de la cara y que él trabaje para nosotros. Y ojo, no está mal, pero deberíamos pensar la foto no desde nuestra comodidad, sino desde donde podemos sacar la mejor versión de ese paisaje. 

Mover las piernas, agacharse, acercarse, cambiar a veces centímetros el trípode nos va a ayudar a lograr composiciones muchísimo mejores, no solo porque estamos buscando el mejor ángulo, sino porque estamos logrando perspectivas diferentes a las que todo el mundo ve desde su altura.

Además, vamos a estar resolviendo el problema 3 casi automáticamente, el de las distracciones. Al no tener limitantes de perspectivas como cuando somos vagos y no cambiamos la posición del trípode, podemos ocultar distracciones de manera mucho más sencilla.

5) Reglas de composición

Si, como error! A ver, las reglas estan buenísimas, nos ayuda a aprender, a tener una base sobre composición y acomodar el encuadre de manera un poco más organizada. Nos dan ese primer acercamiento a las teorías de composición, son muy muy útiles, pero solo para aprender.

El problema empieza cuando las tomamos como palabra mayor, cómo única forma de componer, y solo hacemos fotos basándonos en las reglas. Ponemos el horizonte siempre en las 2 ubicaciones posibles, o los sujetos en los puntos de interés, y listo, todas nuestras composiciones son iguales. Si, hablo de la más conocida, la famosa regla de los tercios. Otra muy conocida es la proporciona urea, jamás la entendí, solo veo un caracol.

En mi caso no soy muy fanático de las reglas, de hecho conozco muy pocas, porque creo que una vez pasada la primera etapa tenemos que manejarnos más libres y probar qué es lo que funciona para cada situación. Si hay que centrar el sujeto, centrar el horizonte o romper todas las reglas, lo hago si me parece que es lo que mejor funciona.

Te gustó el post? Dejá tu comentario!